top of page

Resumen de emisión

Palpación testicular

Dr. Andrés Salas, PhD

2 nov 2023

El auto-examen testicular es una revisión simple de la consistencia de cada testiculo, el cual puede salvar vidas.

Las autoexploraciones testiculares pueden ayudar a detectar cosas como el cáncer. Aunque el cáncer testicular es poco frecuente en los adolescentes, en términos generales es el cáncer más común en varones 15 a 35 años de edad.


Es importante que te hagas una autoexploración testicular una vez al mes para que te puedas familiarizar con el tamaño y la forma normales de tus testículos, lo que facilitará la detección de posibles cambios que difieran de la normalidad en el futuro.


La autoexploración testicular es una forma fácil de que los chicos se exploren sus propios testículos para asegurarse de que no contienen bultos o protuberancias inusuales, que podrían ser el primer signo de un cáncer de testículo.


Trata de hacerte una autoexploración testicular una vez al mes a fin de familiarizarte con el tamaño y la forma de tus testículos. Esto te facilitará descubrir la presencia de algo diferente o anormal en esa área.


Primer paso: manos a la obra

Elije un momento adecuado para hacer la exploración. Es mejor hacerla durante o justo después de un baño o de una ducha caliente.


El escroto (la piel que recubre los testículos) está más relajada en ese momento, lo que facilita la detección de bultos en los testículos.


Los bultos pueden ser tan pequeños como un granito de arroz o un guisante.



Segundo paso: utiliza la mano

Examina un testículo cada vez.


Empieza agarrando suavemente la parte superior del escroto, con el pulgar en la parte superior del testículo y los demás dedos debajo. Pellízcalo suavemente para que el testículo no se mueva durante la exploración.


Deberías notar el cordón espermático entre los dedos. Este cordón conecta el testículo con el resto del cuerpo.



Tercer paso: pálpalo para notar posibles bultos

Con la mano libre, desliza el pulgar y los demás dedos por ambos lados del testículo, de arriba a abajo. Pálpalo para notar posibles bultos o protuberancias.


Luego desliza los dedos por la parte delantera y trasera del testículo.


En la parte trasera superior, deberías notar el epidídimo, un conducto que transporta el esperma. Se trata de un bulto normal y puede ser sensible al tacto.



Resultados

Si notas algún tipo de hinchazón, bultos o cambios en el tamaño o el color del testículo, informa a tu médico de inmediato. Infórmale también si sientes cualquier dolor o áreas molestas en las ingles.


Los bultos o la hinchazón no han de implicar la presencia de un cáncer, pero el médico los debería examinar lo antes posible.


El cáncer de testículo casi siempre se puede curar si se detecta y se trata pronto.



Mi explicación profesional para usted



Articulo desarrollador por el Dr. Andrés Salas, PhD

bottom of page