top of page

Ideas erradas en cuanto a las personas trans

Por Dr. Andrés Salas, PhD

Especialista en Salud Sexual

Director del Centro Integral de Salud Sexual | Dr. Andrés Salas, PhD

Presidente de la Organización Multidisciplinaria para la Salud Sexual


En la sociedad actual es posible que se escuchen comentarios acerca de las personas trans que con mucha frecuencia se basan en estereotipos, o conceptos errados, los cuales claramente demuestran el desconocimiento que se tiene acerca de características básicas de la sexualidad humana, y que evidencian la carencia de un vocabulario apropiado para hablar sobre la realidad trans.


Por ello como especialista en salud sexual en las siguientes líneas abordaré en esta primera entrega algunas ideas erróneas que se tienen en cuanto a la población trans, aportando para ello fundamentos de la equivocación que se está cometiendo, debido a la carente educación para la salud sexual con la cual se cuenta.


Algunas personas consideran que la transexualidad es un deseo, debido a que ellas no tienen seguridad de lo que son, además también desconocen de que es lo que quieren, por lo que tienen facetas de inseguridad e incertidumbre, que dentro de algún tiempo si reciben una adecuada intervención por parte de un especialista serán nuevamente hombres o mujeres de acuerdo con su órgano genital (pene o vulva).


No obstante, esta impresión es errónea porque tal como existe la homofobia hacia aquellas personas que no son heterosexuales, es latente una violencia en contra de las personas trans, conocida como transfobia. Por ello, la idea generalizada que los hombres y mujeres deben actuar y tener cuerpos específicos asociados a lo que llamamos género, una palabra que en el campo sexológico genera abundante eco; debemos saber que existen personas que son todo lo contrario, por eso es adecuado valorar las experiencias y derechos de cada uno de estos seres humanos. Por ello producto de esta violencia transfóbica constante existen personas a las cuales se les configura un contexto en el cual la pasan bastante mal; pero no son ellas las que poseen un problema, sino es la sociedad la que actúa en su contra basada en prejuicios, que a su vez produce una discriminación la cual es causante del malestar.


Posiblemente has logrado escuchar que la transexualidad es una enfermedad, y por eso es que estas personas se operan, debido a que están enfermas, expresión que cuando la he escuchado en mi consulta como doctor me he puesto a pensar acerca del nivel de déficit de conocimiento de sexualidad, que posiblemente se cuenta al expresarlo, debido a que existen infinidad de personas que no necesariamente por ser trans cambian partes de su cuerpo con un profesional en cirugía estética, ya que como indica la OMS la salud es un estado de bienestar físico, psicológico y social, no solo la ausencia de enfermedad, por ello basado en este criterio las personas que mejoran su cuerpo no están enfermas, sino que lo que realizan es sentirse mejor de como se encuentran para ser aún más felices.


Entre lazado con la expresión anterior, en ocasiones se me han acercado en la clínica personas indicándome que los transexuales odian su cuerpo y por eso necesitan cambiarlo usando hormonas, poniéndose o quitándose pechos, y en una etapa más avanzada operándose los genitales, a quienes como especialista en el área de la salud sexual he tenido que mencionarles que no todas las personas modifican su cuerpo, que sí es cierto que algunas poseen algún sentimiento de rechazo a este, sobre todo por la violencia que como sociedad se ha generado hacia ellas, pero existen personas que han llegado a comprender que el tener determinado cuerpo o genitales no les define. Ahora bien, puede existir en la gran diversidad que somos como seres sexuados personas que no sientan un rechazo hacia su cuerpo, pero, sí desean transitar en el género. Por lo tanto, tener una vulva o un pene no va a definir a una persona, a pesar de que algunos médicos, abogados u otros profesionales juzguen el sexo de una persona por estas características, dejando de lado algo sumamente claro, que quien debe decir quién es, es la propia persona, y no la sociedad.


Por lo tanto, para poder referirnos a un tema complejo como es la transexualidad y poder hablar del mismo con propiedad, es adecuado informarnos con profesionales de la salud sexual, con la finalidad que despejen todas aquellas ideas equivocadas que hay detrás de las diferentes expresiones que en muchas ocasiones se hacen en tonos satíricos, incitando a la discriminación y violencia en contra de las personas trans.

Yorumlar


bottom of page