top of page

Juegos sexuales

Por Dr. Andrés Salas, PhD

Especialista en Salud Sexual

Director del Centro Integral de Salud Sexual | Dr. Andrés Salas, PhD

Presidente de la Organización Multidisciplinaria para la Salud Sexual


CITA EROTICA

Queda en algún lugar con tu pareja, preséntate como si no le conocieras e invéntate una vida diferente a la que tienes actualmente, una realidad fantasiosa que sea provocativa para vos.


Una vez se han seducido de nuevo (o por primera vez, según se mire), vayan a algún hotel o motel a culminar una cita perfecta. Durante el sexo salgan de sus roles habituales que han tenido con su pareja, y hagan actividades que les sorprendan o de forma distinta a lo que siempre han realizado, dejando de lado la crítica debido a que están viviendo una realidad en un universo paralelo, porque recuerden que lo que aquí se haga es similar a lo que vivimos cuando disfrutamos de un sueño mientras dormimos, que una vez que despertamos solo quedamos con la satisfacción de lo que hemos vivido.


Recuerda: es como si por una noche fueran personas distintas y como si esta fuese la primera vez que tengan relaciones íntimas, ambos deben intentar que sea lo más realista posible.



SEXTING

Si tu pareja no está cerca, ¡no hay motivo para no jugar!, existen diversas maneras para poder encender el erotismo que invisiblemente les une.


Si tienes suficiente confianza con su pareja, les recomiendo practicar el sexting, aunque existen algunos elementos por algún debilitamiento en la fortaleza de la relación que hay que tomar en cuenta, los cuales les indico más adelante.


Mándale un mensaje subido de tono o una foto sexy la cual si es con ropa puede observarse su rostro (en caso de ser moderada), pero si es muy provocativa o estas sin ropa no incluya nunca su rostro o elementos en su piel que son característicos tuyos, y haga que te siga el juego.


Este tipo de situaciones son tremendamente morbosas y envolverán la relación de sex appeal más allá de sus momentos íntimos de siempre.


El tiempo pasará volando, y la temperatura sexual incrementará provocando ciertas erecciones y posibles contracciones genitales involuntarias dependiendo del nivel de deseo que sientas durante la vivencia, posibilitando que desees llegar pronto a casa para poder tener junto a su cuerpo y oídos aquello que has visto y escuchado, durante este juego sensual.



SLOW SEX

Pueden hacer de este espacio intimo un juego al que se debe pensar en actividades por realizar mediante las cuales puedan extender el momento de compartir juntos en la intimidad, para ello las caricias, los toqueteos, las palabras y frases provocativas, los susurros y movimientos sensuales vienen hacer los actores principales de este espacio.


Rocen un cuerpo contra el otro con delicadeza, pero a la vez incorporen un poco de fuerza, susurran al oído, jueguen con su lengua transcurriéndola por diferentes partes del cuerpo, usen sus manos para acariciar todo el territorio de su mapa erótico.


Permitan que su cerebro invente situaciones por vivir, dejando de lado prejuicios sociales, o que pensará tu pareja, recuerden en este momento ustedes son confidentes, y lo que realicen es un hecho de quienes están participando en este espacio.


La fase coital intercálenla con otras actividades sensuales que sus cerebros los ha regalado, no centrándose únicamente en el roce fálico.


Establezcan un tiempo para jugar, aunque este solo será un elemento de medida, para determinar quien fue el que termino el juego antes de tiempo, en caso de la persona que concluya antes de lo planeado, se le asignará un castigo el cual pueden elegirlo de temática sexual, o incluso de actividades del hogar, que posiblemente esta sea la que no desean, ya que la sexual será nuevamente volver a la delicia que se siente cuando nos encontramos en el terreno del placer.



CARTAS SENSUALES

Los juegos eróticos con cartas son muy comunes y sencillos. En este sentido, las reglas las pueden poner en conjunto entre la pareja: que cada carta signifique una cosa, que el numero sea el número de repeticiones de una postura, entre otras. 1. Barajad las cartas. 2. Uno de los dos elige una carta, el que la elige es el que practica sexo y la otra persona lo recibe. 3. El número que salga (en la baraja española del 1 al 7) son los minutos en los que se practica la postura o práctica que toque. Con las figuras se hace lo siguiente:

Sota: 15 segundos a máxima velocidad y potencia.

Caballo: un minuto a máxima velocidad y potencia.

Rey: dos minutos a máxima velocidad y potencia.


4. Según los palos que hay, pueden hacer lo siguiente:

Copas: sexo oral (ya sea en el pene, vulva o en el ano).


Espadas: penetración (ya sea introduciendo el pene, con los dedos o practicando sexo anal).


Bastos: Eliges práctica, ya sea alguna de las anteriores, besos, o caricias, pero eso sí, sin usar las manos, e incluyendo gemidos y movimientos sensuales con el cuerpo; en caso de que alguno le molesten los gemidos este componente no se incorpora.


Oros: Tienes que probar algo que no hayas hecho nunca. En este caso te ofrezco las siguientes posturas para que elijas cual deseas practicar con su pareja, pero recuerda siempre sentirte sensual en cada una de ella, y vivir sin temor al que pensarán o que espera mi pareja de mí, aquí lo importante es disfrutar y sentir placer.


Triángulo

A primera vista, esta postura recuerda a la clásica del misionero, ya que la mujer está tumbada sobre su espalda y el hombre se coloca encima. Sin embargo, el truco en esta posición es que el hombre va a cuatro patas. Luego la mujer levanta la pelvis en dirección al pene, de forma que le pueda penetrar. El hombre permanece en esta posición mientras ella mueve la pelvis arriba y abajo.


En caso de dos hombres, la persona pasiva esta de espalda y levanta sus glúteos introduciendo el pene dentro de su ano.



Nirvana

Ella está acostada boca arriba, con las piernas estiradas y los brazos sobre la cabeza. Él se coloca encima. Mientras el hombre se mueve de atrás a adelante, ella tensa todos los músculos, cierra las piernas con los muslos muy juntos y lleva los brazos al cabezal de la cama. Así se intensifica el efecto de la penetración y se consigue una estimulación natural de cllítoris.


Ascensióna la lujuria

Él está de pie con los pies firmemente anclados en el suelo. Ella se pone frente a él pero de espaldas y se deja levantar. Le rodea con las piernas y se apoya con los pies en la cama o el sofá. Ahora él puede jugar con la posición de ella, aupándola o bajándola. El movimiento debería ser de arriba abajo, rápido y a la vez profundo.


Encaja

El hombre y la mujer están tumbados de lado en la cama, él se aferra firmemente a la mujer desde atrás. Ella le aprieta con las piernas. El hombre estimula el clítoris de la mujer (en caso de gays acarician el pene del otro chico). Ella se puede estimular también antes de la introducción del pene.


El loto

La mujer se tumba sobre la espalda y dobla las piernas cruzadas, mientras el hombre se tumba entre sus piernas y la penetra desde arriba. Para que la mujer no tenga que soportar el peso de su pareja, se recomienda que él se apoye en los brazos. Esta diversión puede ser aún más divertida si se pone un cojín bajo el trasero para modificar el ángulo de penetración. Otra ventaja de esta postura es que ella tiene las manos libres para estimular sus zonas erógenas o las de su pareja.


Contra la pared

El hombre coge a la mujer en brazos sujetándola por las nalgas. Ella rodea al hombre con sus piernas a la altura de la cadera, y para ayudar a sujetar su peso coloca los pies contra la pared. Esta postura requiere un poco de fuerza por parte del hombre, pero el resultado merece la pena. Además, está la emoción que produce hacerlo en un lugar diferente.


Cabalgando hacia atrás

El hombre tumbado sobre su espalda, la mujer, sentada ahorcajadas sobre él, dándole la espalda y con las rodillas apoyadas en el suelo, efectúa movimientos de vaivén. Ella al mismo tiempo puede acariciar los testículos y la base del pene de su pareja o su clítoris.


La amazona

El hombre se sienta cómodamente en una silla, la mujer se sienta sobre él mirándole. Mientras se mueve hacia adelante y hacia atrás, él le acaricia los pechos. Esta postura es muy estimulante.


La postura del agarre

El hombre se coloca tumbado boca arriba en la cama, mientras que ella se coloca sobre él y comienza la penetración. Entonces ella se coloca completamente estirada sobre él y comienza a moverse hacia delante y hacia atrás, marcando la velocidad que más le guste. Es una postura ideal para un contacto corporal completo, y disfrutar de besos y caricias. También es una postura recomendable para chicos muy bien dotados, para que no hagan daño a sus parejas, ya que la penetración no es muy profunda.


Así de simple

La mujer está tumbada sobre su espalda, las piernas separadas, entregada a su pareja para que la penetre. Las manos de ambos están libres para acariciarse hasta llagar al orgasmo.


El momento zen

Esta postura proporciona un momento de tranquilidad durante un cansado maratón sexual. Ambos se tumban de lado mirándose. Lo ideal es que el pene esté dentro en todo momento. La mujer coloca la pierna sobre la cadera de él y, primero con movimientos lentos y luego cada vez más rápidos, guía a ambos hasta el orgasmo.


Confidencias

El hombre y la mujer están tumbados de lado cara a cara. Ella le abraza con las piernas. Mientras él la penetra, ella puede acariciarle el pene y la nuca. En esta posición se pueden confesar todo: lo que prefieren y también lo que les gustaría descubrir juntos.



DEJEMOS LAS PRENDAS

La variante más común de los juegos eróticos con cartas es el strip póker. No vamos a proponerte que juegues al póker porque incluye a más personas, pero prueba con otros juegos rápidos para dos.


Quien pierda cada partida, se quita una prenda, para ello pueden jugar partidas específicas, o realizar preguntas acerca de temas que ambos tengan conocimiento, pero que existe la posibilidad que alguno se pueda equivocar.


Cuando ya no queden prendas, puedes jugar a que quien pierda le tiene que hacer al otro lo que éste le pida, teniendo en cuenta que la otra persona disfrutará de realizar lo que le estas pidiendo, para que no se convierta en una experiencia traumática.


SIN MANOS

En una noche normal hay muchos juegos muy excitantes que puedes probar sin necesidad de mucha preparación. Por ejemplo, prueba con una sesión de sexo sin utilizar las manos. Átense mutuamente o incluso utilicen unas esposas. A partir de ahí, empieza el juego.


TINIEBLAS EROTICAS

Es muy excitante que puedan observar todo lo que realizan cuando se intima, pero también puedes probar justo lo contrario. Apagar completamente las luces o usar un antifaz para no ver nada. Cuando se suprime un sentido, se agudizan los demás, así que seguro que lo sientes todo mucho más... ¡Haz la prueba!


LUBRICACION DE PODER

Hoy en día hay multitud de geles y lubricantes para jugar en la cama. Puedes probar con aquellos de sabor para chupar todo el cuerpo de tu pareja o con los diferentes efectos que tienen sobre la zona íntima: retardante del orgasmo, efecto frío o calor.


Además de ser divertidos y excitantes, funcionan a la perfección para facilitar probar cosas que tal vez nunca te has atrevido, como el sexo anal, ya que al lubricar y dilatar la zona la penetración será muy sencilla.


CIBERSEXO

¿Mantienes una relación a distancia? ¿Pasas días alejado de su pareja por trabajo? ¿Vivís en casas diferentes y te apetece tener sexo con él?


En cualquiera de estos casos, no tienes por qué resignarte a quedarte con las ganas. Prueba a practicar cibersexo.


Solo necesitas una webcam y a tu pareja. Comenzar con una conversación picante (cuéntale lo que te apetecería hacer o al revés) y vete mostrando poco a poco tu cuerpo (y él el suyo) hasta que se masturben el uno frente al otro. Es recomendable que durante esta actividad no muestren el rostro, y las zonas del cuerpo que se observen no tengan características distintivas del resto de la población.


LUGARES PROHIBIDOS

Puedes tener intimidad en un lugar diferente a los acostumbrados, para ello puede ser en el mismo hogar pero en lugares diferentes a la habitación como por ejemplo: el sofá, sobre la mesa, en el baño, en las escaleras, en medio de la sala principal, contiguo a una ventana teniendo el cuidado que nadie los pille, aunque también podemos incursionar en otros sitios si les apetece como puede ser en el auto el cual pueden sacarlo un poco fuera de la casa y observando las estrellas con el frio de la noche se acercan y comienzan a intercambiar aquellos que ambos les produce placer, aunque no puedo olvidar espacios un poco más arriesgados pero no imposibles de incursionar como puede ser en una embarcación en el mar, en la costa de una playa solitaria, en la piscina, en el bosque (cuidado con animales cercanos), en el baño del avión o centro comercial, en el sauna, o las duchas del gimnasio. Algunos de estos sitios como saben son prohibidos, pero esto les aumentará la adrenalina y posiblemente el placer y morbo incremente.



DADOS

Este juego lo pueden implementar para aumentar la sorpresa de que será la pauta de lo que deben realizar, ya que los dados al tirarlos les indicarán aquello que debes hacer.


El primer dado indica la acción que debes realizar (chupar, acariciar, besar, tocar, entre otras).


El segundo cual parte del cuerpo es a la cual se deben brindar la acción anterior (boca, pecho, pene, testículos, glúteos, ano, piernas, brazos, axilas, cuello)


Aunque también puede alternarse con otro tipo de dados que indican la posición sexual que deben experimentar, para ello se debe recordar que hay posiciones sexuales ideales de acuerdo la longitud del pene, ya que podría ser imposibles de llevar a la realidad o muy incomodas.


STRIPTEASE SEXY

Si antes lo asociábamos a las salas eróticas para chicos, hoy en día cada vez es más común entre cualquier pareja. Ponte en la piel de una verdadera bomba sexual durante un sensual y picante baile. Aprovecha para ponerte lencería sugerente, accesorios con pompones, strass o lentejuelas. Por ejemplo, usando estas canciones:



JUEGO DE ROLES

Antes hablábamos de una cita en la que los dos son desconocidos, pero hay otra versión de este juego más casera: colóquese algún disfraz sexy (una bata de doctor o, simplemente un traje de ejecutiva) y empieza a mandar a tu pareja lo que debe hacer. Ponerte en la piel de otra persona durante una noche, esto dará un toque picante a su vida sexual. Él, por su parte, puede obedecer tus órdenes o elegir su propio papel.



MASAJES EROTICOS

Para esta actividad ambos van a estar en ropa interior o desnudos, para ello pueden rosar sus cuerpos con delicadeza.


Masajes eróticos en la cabeza

Lo primero que debe hacer tu pareja es tumbarse de espaldas, con la cabeza apoyada sobre una almohada. En tu caso, colócate de rodillas detrás de él y comienza por la frente, haciendo un suave recorrido con tus dedos desde la nariz y ve hasta el nacimiento del cabello, alternando mano derecha e izquierda. Repite este movimiento unas 12 veces, variando la intensidad de la presión en función de los deseos de tu compañero. Para terminar, pon las palmas de las manos sobre sus sienes y mantén la posición durante dos minutos.

Masajes eróticos en la espalda

La pareja se tumba boca abajo y tú te sitúas a la altura de su cabeza, con las palmas de las manos en lo alto de su espalda. Desliza suavemente tus manos hasta llegar a sus nalgas, haciendo un pequeño estiramiento en dirección a sus pies. Presiona el contorno de sus nalgas y desliza tus manos por los costados, para después remontar hasta las axilas, antes de tirar ligeramente de los hombros hacia lo alto y volver a la posición de partida. Repite este movimiento aumentando la presión al mismo tiempo. No te olvides de sincronizar tus gestos con la respiración de tu pareja: asciende cuando inspire, desciende cuando expire.


Masajes eróticos en el pecho

El "masajista" se sitúa a la derecha de su compañero, al nivel de sus caderas. Las manos han de estar sobre los pectorales o senos, envolviéndolos bien. A continuación, procede a hacer 3 movimientos circulares: en el sentido de las agujas de un reloj para el seno derecho, en el sentido contrario para el izquierdo y, sin dejar de realizar estos círculos, acerca y aleja los senos. Después, desliza tus dedos desde el pezón hasta el exterior del seno y amasa delicadamente la piel variando la presión. Para terminar de una forma más erótica, sírvete de tu boca y no dudes en besar directamente su pecho.


Masajes eróticos en los brazos

Siéntate al lado de tu chico, coge su mano izquierda y pon la derecha sobre su palma, con los dedos en dirección a su hombro. Remonta suavemente desde su muñeca hacia el codo, antes de descender de nuevo por el brazo. Repítelo dos veces. A continuación, pon las dos manos paralelas sobre sus antebrazos y asciende hasta el hombro ejerciendo una presión uniforme. Vuelve a descender relajando la presión. Repite este gesto varias veces. Para terminar, pon su mano derecha entre las tuyas y masajea su palma con tus pulgares para después deslizar tu dedo índice entre sus dedos. Haz lo mismo con el brazo derecho.


Masajes eróticos en los glúteos

Tu pareja se tumba boca abajo y tú te sientas justo debajo de su trasero. Pon las palmas de la mano sobre sus glúteos y masajéalos con movimientos circulares cada vez más amplios. Acentúa la presión. Ve después al glúteo derecho; pon tus manos sobre él y, con la ayuda de tus pulgares, forma un "rollo" con la piel y remóntalo hasta el coxis. Alterna glúteo derecho con izquierdo.


Masajes eróticos en los pies

Tu pareja se tumba de espaldas, con un cojín pequeño bajo las rodillas. Siéntate a la altura de sus pies, ponte aceite de oliva en las palmas de las manos y caliéntalo frotándolas. Coge su pie izquierdo con las dos manos y realiza movimientos circulares con el pulgar sobre los tobillos, en el sentido de las agujas del reloj. Haz lo mismo con el pie derecho. Después pon los tres primeros dedos de tu mano sobre el tobillo externo y dibuja cinco círculos lentamente, primero en un sentido, después en el otro y, por último, haz movimientos en forma de ocho. Continúa variando la presión y la amplitud de los movimientos.


VIDEOS SEXUALES EN PAREJA

Grabar la intimidad con tu pareja puede ser muy excitante, pero debe haber ciertos lineamientos que seguir para no estar expuesto en el futuro, en caso de que algunos de estos videos sean filtrados.


Para ello ubica las cámaras en su habitación de manera que pueda grabarse cada faceta de lo que realicen, la habitación debe contar con abundante luz, debido a que si usan luz tenue el video se observaría oscuro, y después cuando quieran visualizarlo no sería muy claro. Cuando el video sea grabado es recomendable editarlo, para eliminar las zonas donde se muestren sus rostros, o si ubican las cámaras de forma que no se graben sus caras este paso no habría que realizarlo.


Imagine mientras están realizando el vídeo que son estrellas de cine erótico, porque al verlo después es muy probable que se exciten mucho, descubriendo nuevas formas de darse placer, o incluso elementos que les gustaría mejorar o incorporar.


Les recomiendo eliminar los videos después de que los han observado, pero si fue editado y no se muestra nada que los comprometa pueden dejarlo para seguir disfrutándolo en el futuro.


LOS ESPEJOS

Este es un juego sencillo. Coloca espejos en la habitación para observarse mientras comparten las relaciones íntimas. El espejo en el techo puede ser muy excitante, pero si no dispones de medios para hacerlo, un par de espejos por la habitación pueden ser suficientes para que se puedan observar. Esta nueva perspectiva no solo hará que aumente el erotismo en su encuentro, sino que les ayudará a buscar posturas más sexys para que tu pareja y tú se exciten más mirando, como si fueran otras personas.


CINCUENTA SOMBRAS DE GREY

Puedes jugar a ser sumiso(a) por una vez, práctica que puso de moda el bestseller Cincuenta Sombras de Grey. Las esposas ya no dan miedo con sus estampados de cebra, leopardo o strass.


Descubre también el placer de acariciar o ser acariciada(o) con los ojos vendados gracias a las máscaras de satén propicias para una suave sumisión. Y prueba también con todas estas posturas para principiantes en BDSM.


DOMINAS

Y, ¿por qué no? También puedes probar a ser tú la persona que domines la situación. A todas las personas nos ha excitado alguna vez la idea de una pareja atractiva y que sepa lo que tiene que hacer, pero tú también puedes tomar ese papel, atar a tu pareja en la cama y decidir lo que quieres hacer y, sobre todo, lo que quieres que te haga. ¡Tú mandas, no permitas que reclame!, se esa persona dominadora que tiene el control de ese espacio de pasión que están viviendo juntos.

Comments


bottom of page