top of page

Varicocele

El varicocele es una dilatación de las venas del cordón espermático del testículo (llamado plexo pampiniforme). Dichas venas llevan la sangre venosa, que es pobre en oxígeno, desde los testículos hacia venas de mayor calibre. La dilatación puede ocurrir cuando la sangre fluye de manera retrógada, fenómeno similar al que ocurre con las venas varicosas de las piernas.


El varicocele puede ser frecuente en adolescentes, y es algo más raro en niños menores de 10 años. La mayoría de los varicoceles afectan el lado izquierdo, ya que dicho testículo drena la sangre venosa hacia la vena renal izquierda, a diferencia del testículo derecho que drena hacia la vena cava inferior de mayor calibre. Hasta un 33% puede afectar de manera bilateral.


El varicocele está presente en el 20% de la población general, y es más frecuente en las personas con problemas de fertilidad (40%)


El varicocele no suele ser doloroso y la mayoría de veces no precisa de tratamiento, sin embargo, se aconseja en los siguientes casos:


  • Cuando sea doloroso

  • Cuando produzca un subdesarrollo testicular (hipotrofia testicular)

  • Cuando afecte a la fertilidad del varón (30-40% de los casos)



¿Qué causa que exista un varicocele?, se han planteado hipótesis como ausencia de válvulas venosas competentes en las venas espermáticas, esta incompetencia valvular puede ser congénita (desde el nacimiento) o adquirida. También puede ser secundaria a un aumento de la presión intravascular de la vena renal izquierda cuando afecta a este lado.


Según la severidad del varicocele se puede clasificar en tres grados


  • Grado I: pequeño, se puede palpar solamente con maniobras médicas o con el esfuerzo (Valsalva)

  • Grado II: moderado, fácilmente palpable con el paciente de pie

  • Grado III: severo, claramente visible a distancia.


Un varicocele puede causar

  • Disminución del tamaño del testículo afecto (hipotrofia).

  • Problemas con la fertilidad: por aumento de la temperatura dentro del testículo y afectación de la circulación testicular, que afecta la calidad del esperma.


La mayoría de varicoceles no producen síntomas, sin embargo, entre el 2-10% de las personas puede presentar sintomatología como:


  • Dolor sordo en el escroto (malestar)

  • Las molestias pueden aumentar con el ejercicio o al estar de pie durante periodos prolongados

  • Las molestias pueden empeorar durante el transcurso del día y mejorar con el reposo


Por lo general es fácil hacer el diagnóstico de un varicocele, se realiza un historial médico detallado y orientado al problema. Además, se realizará un examen físico detallado.


El diagnóstico se suele confirmar mediante una ecografía doppler del escroto. De manera excepcional cuando el varicocele es derecho, se puede asociar a un tumor renal del mismo lado, en dicho caso, se debería realizar una ecografía renal.


El único tratamiento que existe es el quirúrgico, aunque no todos los pacientes lo necesitan.


Se le puede recomendar una cirugía cuando:

  • El testículo afecto es pequeño (hipotrofia testicular)

  • Cuando la fertilidad se encuentra afectada

  • Cuando el varicocele afecte a ambos testículos

  • Cuando tiene un seminograma alterado (en adolescentes mayores)

  • Cuando produzca dolor o malestar.


El procedimiento quirúrgico consiste en interrumpir el drenaje venoso por las venas varicosas, de esta manera, el flujo sanguíneo se redirige hacia las venas sanas. Existen varias técnicas.


  • A través de una pequeña incisión en la ingle y usando un microscopio para identificar las venas afectas.

  • De manera laproscópica , mediante mínimas incisiones abdominales para acceder a las venas

.

Complicaciones de la cirugía:

En escasas ocasiones se puede presentar:

  • Formación de un hidrocele, que es la acumulación de agua en el testículo.

  • Atrofia testicular, por afectación de la arteria testicular.

  • Disminución de la función del testículo.


La embolización selectiva, es otra técnica utilizada, consiste en embolizar (ocluir) mediante sustancias especiales las venas varicosas. Es menos invasivo y en ocasiones no requiere ingreso hospitalario, sin embargo necesita rayos X, por lo que el paciente está expuesto a radiación durante la intervención y tiene una tasa de recurrencia de hasta el 25%.


Después de realizada la cirugía:

Tras la cirugía usted requiere de un reposo de 2 días aproximadamente.


Siempre que le sea posible, usted puede hacer actividades físicas más intensas transcurridas las 2-4 semanas después de la cirugía.


Pueden persistir las molestias, aunque sean leves, durante varios días o semanas tras la cirugía, por lo que se le recomendará analgésicos.


El uso de calzoncillos ajustados o suspensorios testiculares también pueden aliviar las molestias.


La mejoría completa puede demorar varios meses y la calidad del esperma se comprobará con un seminograma.



Me llamo Andrés Salas y soy sexólogo enfocado en la esfera sexual masculina, con muchos años de experiencia (disfunción eréctil, eyaculación precoz, disminución del deseo sexual, crecimiento peneano, entre otros). He ayudado a muchísimos hombres. Me he formado en España, con uno de los mejores sistemas de educación en el campo de la salud sexual del mundo. Poseeo un Doctorado académico y se me ha considerado por organizaciones internacionales como uno de los mejores sexólogos de habla hispana que ha realizado más avances en la sexualidad masculina y de la población homosexual (gay).


Dr. Andrés Salas, PhD



Comentarios


bottom of page